5 dic. 2014

AGENDA EDUCATIVA por Susana Cogno, Vocal Representante de los Trabajadores de la Educación en el CGE.

Agenda Educativa
Susana Cogno
Vocal Representante de los Trabajadores de la Educación en el CGE

Otro año finaliza y llegamos a esta instancia cargados de temas sin resolver, situaciones pendientes, calendarios en debate, los trabajos y los días llenos de apremios y contrariedades, las normativas que se superponen y paradojalmente la falta de indicaciones. Lo que todos piensan y nadie dice y las verdades que se usan como estrategia política solo en momentos convenientes.
Pero la agenda educativa es mucho más que los días y los trabajos, abarca una serie de problemas que están relacionados entre sí  y serán en todas las  ocasiones,  la causa de malestar de los trabajadores de la educación.
Por segundo año consecutivo el asueto superpone su límite de suspensión administrativa por sobre el calendario y las definiciones educativas, entonces la pregunta y la urgencia de la respuesta asume episodios dignos de comedia y/o tragedia.
¿Se puede suspender el calendario por el asueto? ¿Las instituciones educativas deben garantizar todo el proceso previsto?,  ¿para hacerlo  quienes deben tomar decisiones?
¿Que implica ir en contra de lo establecido por el gobierno?,
Los tiempos educativos  y pedagógicos nada tienen que ver con los asuetos ni recesos, no hay posibilidad de guardias mínimas en las escuelas si hay exámenes, recuperatorios, colaciones, actos de fin de curso, muestras, trámites administrativos, pero no todo el personal de las instituciones es  docente entonces ¿cómo hacemos? ¿Compensatorios? ¿Y los trabajadores de la educación?
 Autonomía de las instituciones es la respuesta, los que puedan resolverlo lo hacen adelantan, superponen, sobrecargan. Autonomía cuando conviene, cuando nadie se hace cargo.
Cada año un motivo diferente encubre la misma estrategia, este año la Cumbre del Mercosur, alejó alumnos de la centenaria institución paranaense, cierra las calles de la ciudad, nos obliga a censarnos, ubica un escenario irreal de comodidad, suma novedades inéditas para la situación de las escuelas públicas, se pide trabajemos con los alumnos las novedades de la cumbre del Mercosur,
¿Cuándo?, ¿antes o después del asueto?, ¿durante los exámenes que adelantamos? , ¿En el recupera torio, con que alumnos? , ¿Los que ya aprobaron y se fueron a su casa hace dos semanas o los que siguen asistiendo diariamente en un recupera torio integrador de saberes?, ¿con los libre concurrentes que son más que los regulares en las escuelas secundarias?, ¿con los que rinden las previas una semana antes? , ¿Qué agenda?,
 ¿Alguien la puede comunicar para saber que va a discutir la cumbre además de lo pintoresco de reunirse en una ciudad embellecida para la llegada de los presidentes?

Y nosotros los trabajadores de la educación ¿y nuestra agenda de reclamos? , ¿Cuándo se reabre la discusión salarial? , recordemos que nuestro salario es de los más bajos del país, que no se actualizo acorde al costo de vida y que tenemos una escala repleta de distorsiones,  que no respeta la carrera, en donde la escala jerárquica no es considerada y el salario inicial suma montos en negro que no bonifican ni remuneran siendo el estado nacional el principal evasor.
Sin Discusión salarial,  ni de condiciones laborales, sin un plan sistemático de trabajos en infraestructura para el receso, sin baños en condiciones ni agua, en varias escuelas, con los transportes sin cobrar, con el debate salarial pendiente, sin aguinaldo doble ni acuerdo paritario, discutir el calendario como si fuera lo fundamental parece pobre y una estrategia de distracción.
Calendarios que ordenan la vida institucional y  marcan el ritmo de las efemérides, que discuten la memoria y las claves de los ejes pedagógicos, que ordenan inicio y finales de trimestres, que marcan recesos y jornadas institucionales, que indican cuando suspender o como priorizar la asistencia.


Calendario que  no resuelve nunca  el por qué hace años no cumplimos los días planificados, que hay feriados puentes beneficiosos para el turismo y que  no responden a ninguna condición histórica ni lógica, que en sus definiciones  no contempla la discusión salarial, ni el tiempo de las paritarias, que no tiene el necesario debate sobre el sistema de evaluación, tanto de primaria como de secundaria. Calendario que no contempla  el tiempo de los concursos ni la continuidad pedagógica, no refleja la necesidad de saber los resultados de los planes de mejora o del fracasado conectar igualdad, no tiene las dilaciones sobre la definición de las escuelas de jornada extendida y sus mecánicas de funcionamiento, no discute la precariedad laboral luego de la reforma de secundaria en la estructura complementaria, no decide titularizar las tutorías, ni los asesores pedagógicos, ni los capacitadores laborales, no da el debate de la titularización en secundaria de las horas 2012 y 2013, no discute nomenclador,  ni estado docente,  no pone en debate el papelón del Programa de Formación Docente que tiene su nueva versión para el 2015.
No es la Agenda de los trabajadores, es solo eso, el orden de los días y el trabajo,  todo el resto lo pondrá en debate el compromiso militante de las organizaciones sindicales y la docencia en su conjunto debatiendo sobre lo que verdaderamente es importante….